Help the Patrick O'Connell Memorial Fund
- to establish suitable memorials at his birthplace in Dublin and unmarked final resting place in London.
- to pay tribute to Don Patricio by means of commissioned monuments at each of the clubs he played for and managed.

La vida de Patrick "Don Patricio" O'ConnellPOCFundJuggle

Patrick O'Connell nació en Dublín, Irlanda, en el mes de marzo de 1887. De niño, Patrick desarrolló su estilo de fútbol tenaz en la calle Mabel, en Drumcondra, un barrio de clase obrera en el norte de la capital irlandesa. Empezó su carrera de fútbol con el Liffey Wanderers (Dublín). A los 21 años, se casó con su novia, Ellen Treston, que estaba embarazada de su primer hijo, y conseguió su primer contrato profesional con el Celtic de Belfast. Después de apenas un año con el club norteño, llegó el Sheffield Wednesday pidiendo su fichaje. Aunque estuvo con ellos durante tres temporadas (1909-1912) no tuvo mucho éxito. Solo jugó 21 veces para el club de la ciudad de acero. Su vida personal empeoró como resultado.

Las cosas mejoraron cuando fue fichado por el Hull City (1912-1914) en la segunda división. Al poder jugar con regularidad para el Hull, fue seleccionado para la selección irlandesa. Jugó un papel fundemental en el equipo ganador del "British Championship" en 1914, con victorias contra Inglaterra y Gales y un empate con Escocia. El estallido de la primera Guerra Mundial restringió la actividad futbolística en Gran Bretaña e Irlanda. Después de un acontecimiento poco agradable en el que O'Connell se encontró involucrado, un escándalo sobre un partido amañado, se marchó a España, dejando a su mujer, y sus cuatro niños en Inglaterra para seguir su carrera como hombre de fútbol.

Fue en España donde tuvo sus mayores éxitos futbolísticos. Estuvo al frente del Racing Club de Santander durante 7 años (1922-1929) y ganó la liga cántabra 6 veces con ellos. Sin embargo, fue liderando el Real Betis Balompié en Sevilla, ciudad a la que llegó en 1932, cuando llevó al club verdiblanco a ganar su primer y último título de liga en 1935.

De allí se marchó a Barcelona para coger las riendas del club azulgrana en 1936. Desafortunadamente para O'Connell, su estancia con el club catalán coincidió con la guerra civil, algo que tuvo en efecto negativo en el fútbol español. Sin embargo, ganó la liga mediterránea (fue la única liga de fútbol que se disputó en aquel año) con el Barça en 1937. En 1938 llevó al equipo a hacer un tour por México y los Estados Unidos. El dinero recaudado en ese tour fue lo suficiente para asegurar la supervivencia del Barcelona en la posguerra. O'Connell es universalmente considerado uno de los salvadores del aquel club.

O'Connell fue amado por la fraternidad futbolística de España, y aunque volvió a entrenar al Real Betis y luego al Sevilla FC y otra vez al Racing Club de Santander, murió en la pobreza en Londres en 1959. Hoy en día su cuerpo yace en una tumba sin lápida en el cementerio de San Pancracio en Londres.

Existen muchas opiniones diferentes sobre Patrick O'Connell. Algunos dicen que era un pícaro, otros dicen que era un visionario. Sin embargo, veas como lo veas, su vida extraordinaria merece ser recordada. Esta es su historia....